Instalación de riego automático. Xardin Oleiros

INSTALACIÓN DE RIEGO AUTÓMATICO EN SU JARDIN

Xardin Oleiros diseña el riego automático de su jardín teniendo en cuenta las necesidades de las especies presentes y las condiciones climáticas de la zona. Instalamos sistemas de riego automático para su jardín que proporcionan a cada área el agua realmente necesaria, permitiendo un considerable ahorro. Aunque parezca muy abundante, el agua es un recurso limitado e insustituible.

El riego es el procedimiento que consiste en un aporte artificial de agua con la intención de compensar el déficit hídrico de una zona para que los elementos vegetales tengan un desarrollo óptimo. En cada caso particular se evaluarán todos los datos necesarios para que la instalación de riego sea capaz de suministrar con eficiencia óptima el agua a las distintas zonas en los periodos de máximas necesidades.

Se calculan las necesidades totales de agua (l/m2) dependiendo de los siguientes factores:

  • Evapotranspiración.- Cantidad de agua del suelo que retorna a la atmósfera como consecuencia de la evaporación y la transpiración de las plantas.
  • Especies cultivadas y sus características de crecimiento.
  • Precipitación media según los datos históricos de la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología).
  • Todo ello enfocado a conseguir un modelo indispensable para la posterior programación del riego.

    Necesidades totales agua para césped

    A continuación se planifica el tipo de riego de cada zona, que puede ser por:

  • Aspersión.- Utiliza cabezales de riego llamados aspersores o turbinas, que proporcionan una cortina de agua que, con un movimiento giratorio, reparte el agua uniformemente en una superficie circular.
  • Difusión.- Similar a la aspersión pero no realiza movimiento circular y produce una gota más pequeña. Los cabezales se llaman difusores y producen un abanico de agua con un ángulo de apertura y un alcance determinado, permitiendo adaptarse óptimamente a pequeñas praderas de césped, esquinas, pasillos, etc...
  • Goteo.- El agua es distribuida mediante tuberías que, interna o externamente, incorporan los emisores, llamados goteros, que trabajando a muy baja presión, expulsan el agua en forma de gotas, irrigando la zona radicular de las plantas. Este sistema tiene un aprovechamiento del agua muy elevado, cercano al 90%.
  • Exudación.- Tubo textil de poliéster cubierto de una resina porosa que trabaja a baja presión y cuando el suelo está seco provoca la salida del agua en todas direcciones. En consecuencia obtendremos un riego continuo e uniforme, con el consiguiente ahorro de agua.
  • Dependiendo de la presión y el caudal de su instalación de agua, se realizan los cálculos necesarios para sectorizar el riego de su jardín, porque, a menos que tenga una superficie muy pequeña, es posible que no cuente con el caudal de agua suficiente como para regar todo el jardín a la vez.

    Plano simulación alcance de los aspersores
    Difusores

    También se debe planificar la situación de las electroválvulas y el trazado y dimensionado de las tuberías de distribución. Las dos tipos de tuberías más utilizadas en los sistemas de riego son PVC (policloruro de vinilo) y PE (polietileno), presentando más resistencia mecánica el PVC, pero no debe quedar expuesto a las radiaciones ultravioletas por tiempo prolongado, porque se descompone químicamente.

    En el diseño del riego se debe intentar que las electroválvulas queden agrupadas y cubiertas con una arqueta accesible. Las electroválvulas controlan el paso del flujo de agua por las tuberías de distribución que desembocan en los emisores de riego, ya sean aspersores, difusores y/o goteros. Tanto los aspersores como los difusores, se instalan a ras del suelo y con la presión del agua, se elevan entre 5 y 15 centímetros.

    Arqueta riego
    Riego por goteo
    Se necesita una electroválvula por sector y van conectadas al programador de riego que puede ir a pilas o conectado a la red eléctrica, en este caso, necesita una caja de conexión estanca. El programador debe poder controlar tantas zonas como sectores tengamos en nuestro jardín. Xardín Oleiros recomienda instalar un sensor de lluvia que se conecta al programador y así optimizar al máximo el riego.

    Ventajas del riego automático enterrado:

  • Ahorro de agua.- Reduce las pérdidas de agua por evaporación superficial.
  • Comodidad.- Funciona de manera automática y programada.
  • Optimización.-El riego se produce de forma uniforme y gradual, similar a una lluvia suave.
  • Estética.- Al estar enterrada, no se ve y deja que su jardín exhiba su esplendor.